• Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • RSS Feed

viernes, 31 de mayo de 2013

Tabaco y vida sana

 
  Aunque disponemos de toda la información, aunque se hacen constantes campañas en contra desde los medios de comunicación, aunque desde la aprobación de la ley ha disminuido su consumo, hoy, que celebramos el Día Internacional contra el Tabaquismo, debemos seguir recordando cuán dañino puede ser para nuestra salud este hábito y queremos darte pautas para que puedas dejar de fumar y recuperes tu salud.
 Los efectos del tabaco sobre la salud y la calidad de vida aún se infravaloran demasiado a menudo y deben ser recordados para concienciar a los fumadores de los riesgos que corren y de los peligros que generan en las personas de su entorno. Podemos comenzar señalando que el tabaquismo es un factor de riesgo independiente y de gran influencia para las enfermedades cardiovasculares, pues afecta de diferentes maneras al sistema cardíaco.
  Las sustancias tóxicas que contiene un cigarrillo dañan la pared de las arterias limitando su flexibilidad e incrementando el riesgo de sufrir aterosclerosis -una de las causas más frecuentes de infartos-. Incrementa las posibilidades de que se formen trombos o coágulos en el interior de las arterias, lo cual incrementa el riesgo de sufrir un ataque cardíovascular. Por otro lado, la nicotina contenida en cada cigarrillo es altamente tóxica y eleva la presión arterial lo cual intensifica y dificulta el trabajo del corazón, aumentando el riesgo de sufrir un ataque u otra patología cardíaca.

     El tabaco incrementa los niveles de cortisol en sangre así como los ácidos grasos libres en suero, ambas condiciones se asocian a mayor riesgo para el corazón. Además, altera la correcta oxigenación de la sangre, pues los glóbulos rojos del fumador presentan menos oxígeno y mayor proporción de monóxido de carbono que también perjudica a las arterias.
Por todo ello, las personas que fuman presentan el doble de riesgo de enfermar del corazón que aquellas que no lo hacen; además, quienes han sufrido un evento cardiovascular y continúan fumando, tienen más riesgo de recurrencia.
Debemos saber que a través del humo, se incorporan los distintos elementos contenidos en el tabaco, provocando efectos nocivos en fibroblastos, células sanguíneas e inflamatorias, en el sistema inmunitario celular y humoral. El calor producido por la combustión del cigarrillo, tiene contacto directo con la mucosa oral, provocando efectos nocivos sobre la misma, entre ellos, periodontitis, gingivitis, aumento de la pérdida de inserción, etc. También se atribuye al tabaco la falta de absorción de las vitaminas A, B y C.
La acción del monóxido de carbono, el alquitrán y la nicotina ademas de producir adicción:
  • Aumenta el riesgo de cáncer pulmonar, de laringe, órganos digestivos y aparato urinario.
  • Predispone a la bronquitis crónica, al enfisema, a la EPOC y a la úlcera péptica. Está demostrado que predispone a la arteriosclerosis con sus manifestaciones a nivel coronario, arterial periférico y cerebral.
  • Es factor de riesgo en el aneurisma de la aorta abdominal y factor agravante de la hipertensión arterial.
  • El tabaco induce efectos hemodinámicos agudos, algunos inducidos por aumento de la actividad del sistema nervioso simpático. Aumenta la frecuencia cardíaca, provoca vasoconstricción inadecuada, aumento de la tensión arterial y del consumo de oxígeno.
  • Favorece la agregación plaquetaria y la disfunción endotelial. La oxigenación tisular también se compromete por incremento de la carboxihemoglobina.
  • Los fumadores son más propensos a padecer las consecuencias de la llegada de las bajas temperaturas, especialmente si padecen afecciones en las vías respiratorias, cuyas consecuencias producen la muerte de 10 millones de personas por año en el mundo.
  • En tanto, la bronquitis crónica es la enfermedad más común que sufren los fumadores en época invernal y se caracteriza "por la tos y la expectoración que persiste durante tres meses por dos años consecutivos", como asegura Montaner.
  • El tabaquismo es uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares: infarto de miocardio, hipertensión arterial, arteritis de los miembros inferiores, accidente vascular, impotencia y trombosis se agravan en los fumadores.
  • El tabaquismo favorece la formación de la placas de ateroma que se depositan en las arterias, obstruyéndolas parcialmente y a veces totalmente.
  • Este estrechamiento puede provocar un dolor de pecho, que llamamos angina de pecho, que puede evolucionar hacia un infarto si la arteria que irriga el músculo cardíaco está completamente obstruída.
  • Antes de los 45 años, el 80% de las víctimas de infarto son fumadoras.
  • El tabaco puede ocasionar unos dolores en las piernas que aparecen con el esfuerzo, lo llamamos la arteritis de los miembros inferiores.
  • También se pueden observar algunos trastornos cerebrales: accidente vascular cerebral, hemiplejia y a veces incluso muerte.
  • Impotencia causada por la obstrucción de las arterias que irrigan el pene con una placa de ateroma.
  • Puede aparecer una trombosis venosa, es decir una obstrucción de las venas por un coágulo sanguíneo: el riesgo de trombosis venosa se multiplica por 40 en las mujeres de más de 40 años que toman la píldora. .
  • El tabaco aumenta el riesgo de rinitis y de conjuntivitis alérgica a causa de su papel irritante.
  • Agrava y desencadena manifestaciones alérgicas. De hecho los alérgicos a menudo sienten más molestias ante los fumadores.
  • El tabaco no provoca alergias, salvo excepcionalmente en algunas personas que trabajan en manufacturas de tabaco, pero se comporta como un amplificador potente de las reacciones alérgicas.
  • El tabaquismo es la primera causa de las enfermedades del aparato respiratorio tales como la bronquitis crónica y el asma.
  • El alquitrán proveniente del humo del cigarrillo altera los pequeños cilios de las paredes de las vías respiratorias.
  • Las infecciones ORL relacionadas con la nariz, la garganta y los oídos son más frecuentes en los fumadores.
  • Los fumadores presentan más anginas, rinofaringitis, laringitis y otitis.
  • La voz ronca tan típica de un “gran fumador” es identificable en los grandes fumadores.
  

  Entendemos que tienes razones más que suficientes para dejar de fumar y te recomendamos que lo hagas bajo la supervisión de profesionales de la salud siempre. Por supuesto, te recomendamos también que practiques deporte si has decidido abandonar el tabaco. Las razones son diversas:
  1. Reduces el estrés, porque te ayuda a liberar tensiones y así evitas la tentación de recurrir a la nicotina para relajarte cada día.
  2. Mejoras tu salud, alargas la vida y previenes todo tipo de enfermedades a las que te conducía tu adicción a la nicotina.
  3. Aumentas tu respuesta inmunológica y evitas las infecciones respiratorias a las que son más propensos los pulmones de una persona fumadora o ex-fumadora.
  4. Te ayuda a dormir mejor y a descansar.
  5. Mantiene tu peso estable. Ten en cuenta que la nicotina hace aumentar la frecuencia cardiaca, lo que hace que el metabolismo funcione más rápido y haya un mayor gasto de energía. Ésta es la principal causa por la que al dejar de fumar se engorde. Haciendo ejercicio volvemos a incrementar la tasa metabólica y podemos evitar los temidos kilos de más.
  6. Ayuda a controlar los antojos de alimentos peligrosos para la salud.
  7. El ejercicio hace más rápido y más fácil acostumbrarse a vivir sin tabaco.
  8. Con el tiempo, hacer deporte cambia tu forma de vida, en cuestión de hábitos de alimentación, sueño, alcohol, etc. y te hace ser una persona mucho más saludable que cuando fumabas.
  9. La mayoría de las personas deportistas no fuman tabaco. Si haces deporte en grupo o sales con gente que disfruta con el ejercicio, evitas la tentación y tendrás pocas oportunidades de volver a inhalar el humo o que algún amigo te ofrezca un cigarrillo.
  10. La actividad física te hace producir endorfinas, unas sustancias que harán que te sientas bien y que en tu cerebro producen una estimulación similar a la de la nicotina. Haciendo deporte también podrás preocuparte menos de lo que comes cuando la ansiedad te ataque.

  Después de dejar el tabaco, te recomendamos que realices trabajo de tipo cardiovascular, ya que el tabaco nos obtura las arterias con la nicotina y el dióxido de carbono. La actividad física favorece la vasodilatación y hace que haya una mayor presencia de oxígeno en contra del dióxido de carbono. Éste es el motivo por el que un ex fumador se siente tan bien al hacer ejercicio. No sólo no se cansan tanto como creían al empezar a hacer ejercicio, sino que sienten una gran energía debido a que su cuerpo ya no recibe las habituales cargas de dioxido de carbono. No obstante, no hay deportes ideales para dejar de fumar. La clave está en combinar varios tipos:
  Los ejercicios aeróbicos como carrera, natación o bicicleta son muy útiles para mejorar el estado de tus pulmones y el sistema vascular y ayudar a mantener o perder peso.
Los ejercicios de flexibilidad, como el yoga, estiramientos, pilates, tai-chi u otras disciplinas orientales, se basan en el control de la respiración para dominar el cuerpo y la mente, lo que te ayuda a evitar la ansiedad y el estrés que provoca dejar el tabaco, además de mejorar también el estado de los pulmones.
  Por otra parte, sería recomendable que realizaras un programa de ejercicios de fuerza prescrito y supervisado por un profesional de la actividad física, a partir de tus necesidades específicas, para incrementar el metabolismo y poder controlar y evitar el aumento de masa grasa.
Intenta combinar ejercicios que vayan con tu estado de forma y tu personalidad. No es fácil empezar a correr si te sobran algunos kilos y nunca has practicado deporte y, además, como decimos siempre ni es saludable ni recomendable. Practica ejercicio siempre bajo la supervisión de un profesional de la salud y el deporte.

  Si tienes cualquier duda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del blog, de la web o nuestro correo electrónico.



  
 
© 2013 Selected Trainers. Desarrollo Web ATSolutions Con la tecnología de Blogger.
Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff