• Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • RSS Feed

miércoles, 5 de junio de 2013

Hábitos de vida saludable en época de exámenes

 
  Se acercan los exámenes finales en universidades, selectividad ha comenzado ya en algunas comunidades; cuidarnos es fundamental siempre, pero cuando nos encontramos en época de exámenes es imprescindible. Como estudiantes, habéis estado esforzándoos durante todo el año y ahora es el momento de demostrar lo que se ha trabajado. Los exámenes suponen un estrés y una demanda física y psicológica de primer nivel y desde Selected Trainers queremos ayudaros a pasar por este periodo de la mejor manera posible.

  
   Físicamente se somete al cuerpo a sesiones interminables ante los libros o ante la pantalla de un ordenador. Nuestra espalda, cuello y articulaciones en general van a resentirse durante estos días. También nuestra vista se somete a un sobre esfuerzo considerable. Las horas de sueño se reducen, con lo que nuestro cuerpo no puede reponer fuerzas como es debido. Psicológicamente, la preocupación y los nervios dejan su huella también en nuestro organismo.
Ante este panorama lo lógico sería ponernos de parte de nuestro cuerpo y ayudarle a pasar por este periodo en las mejores condiciones. Unos buenos resultados en los exámenes dependen de ello.
   Para empezar, busca un lugar tranquilo y agradable para dedicarte al estudio. En el lugar que hayas elegido, asegúrate de que no haya elementos distractores, con el fin de poder dedicarte a estudiar sin que nada distraiga tu atención. Si es necesario aíslate en las horas de estudio e incluso apaga el teléfono.
   Por otra parte, tenemos que planificarnos el estudio en base al tiempo que dispongamos y a las horas en las que mejor sea nuestro rendimiento. Sigue un planning y mantén una visión optimista de tu situación para no desmotivarte.
Sería recomendable seguir unas pautas de conducta que, ante todo, nos ayudarán tanto antes como durante los exámenes:
  • Haz ejercicio físico, o bien practica algún deporte aeróbico para eliminar la ansiedad y el estrés que pudieran existir. Hacer un poco de ejercicio varias veces a la semana puede irte muy bien para liberar tensiones y perder un poco de los nervios y la ansiedad que caracterizan a las épocas de exámenes. Correr o hacer natación son dos opciones muy recomendables, aunque puedes optar por cualquier otro deporte que te resulte agradable y te ayude a despejarte y a liberar tensiones. Como recomendamos siempre, realiza actividad física, siempre con la supervisión de un profesional del la salud y el deporte.
  • Lleva una vida tranquila, ordenada, sin madrugar ni trasnochar en exceso.
  • Aliméntate correctamente. Asegúrate de incluir en tu dieta pasta y cereales (a ser posible integrales), ya que contienen hidratos de carbono complejos que aportan gran cantidad de energía. No olvides las grasas saludables, por ejemplo, el aceite de oliva, que además es un destacado vehículo de vitaminas liposolubles como la A, E y D, imprescindibles para el crecimiento. Las proteínas también son fundamentales, dado que contienen los principios y componentes plásticos y formadores de la materia viva. Por ello no pueden faltar en la dieta el pescado, las carnes, las legumbres y los huevos.
  • No tomes alcohol, ni bebidas estimulantes ni medicamentos que ayuden a combatir el sueño, dado que se debe dormir bien, al menos ocho horas diarias, o en definitiva las necesarias para rendir adecuadamente al día siguiente.
  • No al exceso de cafeína. Aunque los productos que contienen altas dosis de cafeína consiguen mantenerte despierto durante muchas horas, no es nada aconsejable que los tomes el día antes de un examen. Lo mejor es que duermas un mínimo de ocho horas antes del día en el que te examines, ya que necesitarás estar despierto y espabilado. Un sueño reparador, en cambio, hará que te concentres con gran facilidad y que tus conocimientos afloren mucho más fácilmente.
  • Elimina los nervios. Existen muchos remedios naturales que pueden ayudarte a calmarte y dejar los nervios a un lado durante los días previos al examen. Las plantas medicinales como la valeriana, la pasiflora o la tila están elaboradas a base de ingredientes cien por cien naturales y son muy buenas para calmar la ansiedad. Puedes consumirlas en forma de pastillas o en infusiones.
  • Además de tomar infusiones también puedes practicar técnicas de relajación, como el yoga, por ejemplo, que te ayudará a relajar el cuerpo y la mente. Si no tienes tiempo, puedes hacer los ejercicios de relajación en casa sentándote cómodamente con la espalda recta para aspirar el aire por la nariz y echarlo por la boca. Realiza unas cuantas repeticiones lentamente con los ojos cerrados y verás cómo después te sientes mucho mejor.
  • Y, ante todo, confia en ti.
   Si tienes alguna duda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, a través de nuestro blog, página de Facebook o Twitter. ¡Salud y ejercicio para tod@s!

 
© 2013 Selected Trainers. Desarrollo Web ATSolutions Con la tecnología de Blogger.
Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff